Qué visitar / Barcelona Sostenible / La Barcelona verde

La Barcelona verde

Los parques de Barcelona ofrecen, cómo no, una gran riqueza botánica. Pero además, estos espacios naturales tienen personalidad propia porque conservan valores culturales, históricos y artísticos. Fíjate por ejemplo en el Park Güell, del genio Antoni Gaudí, o en el Parc de la Ciutadella, que es un testimonio muy peculiar de la historia de la ciudad. Pero hay más. Algunos, como el Parc del Guinardó o el Parc de l'Oreneta, conservan la frondosidad de la vegetación forestal; otros como el Laberint d'Horta te ofrecen un recorrido por su pasado señorial. Hay parques de todo tipo: con arboledas y zonas sombreadas, jardines clásicos, parques históricos, forestales; parques en el interior de las manzanas de edificios, jardines especializados en plantas suculentas y cactus, en bulbos o en plantas acuáticas; parques inundados de vegetación mediterránea e incluso un jardín botánico.

Y por supuesto, tienes los dos pulmones verdes de la ciudad: el Parc Natural de Collserola y la montaña de Montjuïc. Están aquí mismo y son espacios privilegiados para disfrutar del entorno verde y natural a través de sus itinerarios señalizados, de sus rutas guiadas y de los espacios pensados para que disfrute toda la familia.