Qué visitar / Zonas de interés / Horta-Guinardó

Horta-Guinardó

El distrito de Horta-Guinardó, el tercero más extenso de la ciudad, está situado en el noreste de Barcelona, entre los de Gràcia y Nou Barris, y se caracteriza por su relieve accidentado con montañas, colinas y valles. Sus abundantes zonas verdes lo convierten en uno de los espacios más atractivos para aquellos que buscan disfrutar de la calma y el aire libre.

Su historia, con referencias documentales del año 965, empieza en el antiguo valle de Horta -conocido ahora como valle de Hebrón-, que está donde se desarrolló el municipio del mismo nombre hasta que fue agregado, como Gràcia, Sants, Sant Martí, etc., a Barcelona. En el caso del municipio de Horta su anexión sucedió algo más tarde, en 1904. Era una zona básicamente rural y se urbanizó principalmente en los años 50 del siglo XX, con población inmigrada de Cataluña y del resto de España.

Escondidos entre las pendientes de estos barrios podremos descubrir auténticas joyas de la arquitectura y el arte de vanguardia de Barcelona, como el Pabellón de la República o la escultura "Poema visual", de Joan Brossa. Y, en contraste, en el núcleo antiguo, puede disfrutarse de placitas y callejuelas que recuerdan el pasado rural y de pueblo independiente, como la Plaça d'Eivissa y sus alrededores o los lavaderos de Horta, en la calle Aiguafreda.

Además de equipamientos sanitarios de primer orden como la ciudad sanitaria de la Vall d'Hebron o las Llars Mundet, el distrito tiene destacadas áreas verdes y zonas de ocio tales como una parte del Parc de Collserola; o el magnífico Parc del Laberint, de fines del siglo XVIII, con un jardín de diseño neoclásico que presenta un estanque y un laberinto clásico de cipreses podados con un intrincado recorrido.

También os puede interesar