"Gaixample"

Barcelona es una ciudad tolerante y abierta. A lo largo de la historia, sus habitantes se han mostrado sensibles a los avances y las conquistas sociales, y ya en los años 70 del siglo pasado fue una de las ciudades pioneras en la lucha por los derechos del colectivo LGTBI. Desde los inicios del movimiento a los actuales Eurogames o el Pride, pasando por el matrimonio de gays y lesbianas desde 2005, Barcelona ha sabido recoger el espíritu de una capital europea moderna y avanzada.

En Barcelona, el turismo LGTBI ya hace tiempo que ha salido del armario y disfruta de una oferta de ocio y cultura en un ambiente de tolerancia y libertad. En el corazón del Eixample, el llamado "Gaixample" — rectángulo delimitado por las calles de Balmes, Gran Via, Urgell y Aragó—, no es un barrio exclusivamente para el colectivo LGTBI pero, con la más absoluta normalidad y espíritu inclusivo (el hotel Axel fue el primero del mundo en declararse "heterofriendly"), hay todo tipo de locales, comercios, bares y restaurantes decididamente orientados a este público. Incluso muchos miembros del colectivo LGTBI han decidido trasladarse a vivir allí, exhibiendo en establecimientos y balcones, las banderas multicolor que les representa. ¡Bienvenidos a la diversidad, bienvenidos a Barcelona!

También os puede interesar