Qué visitar / Rutas temáticas / Ruta Contemporánea / Torre Agbar

Torre Agbar

El perfil de Barcelona incorporó en el 2003 una nueva silueta: la de un enorme cilindro que surge de la tierra y apunta hacia el cielo, con una superficie de cristal donde se reflejan los colores del Mediterráneo. La Torre Agbar es uno de los símbolos de la Barcelona contemporánea.

Fruto de la colaboración entre el Atelier Jean Nouvel y el estudio b720 de Barcelona, nacía el nuevo símbolo de Barcelona, en la Plaza de les Glòries, en el 2003. Como un géiser que surge de las profundidad de la tierra, la Torre Agbar, sede de las oficinas centrales del Grup Agbar, atrae la atención por su perfil característico. Con 144 metros de altura, es un mirador imponente sobre la nueva Barcelona. El arquitecto francés Jean Nouvel tuvo en cuenta el espacio donde se encuentra cuando la concibió; por eso su forma recuerda la de la montaña de Montserrat o las formas gaudinianas de la vecina Sagrada Família. También pensó en el aprovechamiento de la energía solar y el agua freática para reducir el consumo energético.

Con una base de planta ovoidal casi circular, el interior de la torre es un gran espacio diáfano sin pilares. La fachada exterior actúa como un gran muro cortina hecho de láminas de cristal que recubren todo el edificio. Estas láminas, con forma de persiana graduables, tienen distintos colores: en la parte inferior los más cálidos, como el rojo, que poco a poco se van enfriando hacia el azul y el blanco en lo alto. De noche, cuando la torre se ilumina de color, luce con especial belleza.

También os puede interesar