Enjoy Barcelona / Blog Enjoy Barcelona / Gastronomía / La hora del vermú: el mejor momento del día.

La hora del vermú: el mejor momento del día.

Falta poco para comer, y los bares y terrazas están llenos de gente compartiendo mesa y un rato agradable. ¿Te has dado cuenta? Se trata de la esperada "hora del vermú", un acto social completamente extendido que los barceloneses no perdonan. ¡Descubre por qué!

Foto Aperitiu

Pocas tradiciones han tenido un resurgir tan impresionante en los últimos años como quedar para tomar un vermú. En realidad, quedar al mediodía antes de comer para "picotear" algo, es decir, tomar el aperitivo, es una costumbre muy arraigada en Barcelona y Catalunya, pero la proliferación de terrazas y bares lo ha convertido hoy en día casi en religión. Tanto es así que con la palabra vermú se utiliza la parte (la bebida) por el todo (el acto social de tomarlo en una mesa al sol, con un picoteo y buena compañía), y ya sea para degustar un vermú, una cerveza o un refresco, "la hora del vermú" es, sin duda, el mejor momento del día.

Dónde tomar el vermú en Barcelona

La ciudad, rendida a la hora del vermú, cuenta con multitud de locales, desde las bodegas más tradicionales e históricas, a los bares "vermuteros" más innovadores y modernos que, sin embargo, son fieles a una tradición imperecedera. Aquí van algunos de nuestros favoritos:

Andreu Xarcuteria

Si además quieres redondear la experiencia, te recomendamos tomarlo a bordo de un velero, o disfrutarlo acompañado de la mejor música en la Fira Vermut & Soul. ¿Quedamos para tomar el aperitivo?

El origen de todo

La Vinícola

El vermú es la bebida que se produce cuando se infusionan hierbas, especias, raíces y botánicos en vino. Su origen es alemán, aunque fue Italia quien lo popularizó e importó con éxito a todo el mundo a mediados del siglo XIX. Sin embargo, uno de los epicentros mundiales del vermú está en Reus, Tarragona. Curiosamente esta ciudad contaba a finales del siglo XIX con más de 30 bodegas y 50 marcas de vermú, pese a tener solamente 30 mil habitantes, lo que nos da una idea de su importancia y de la contribución de esta ciudad a la popularización del vermú en España.

El vermú pues, es una bebida que goza de más de 150 años de tradición en Catalunya. Junto con vinos de mesa y de diferentes D.O., las bodegas solían venderlo a granel. Pero la costumbre de quedar con amigos en un bar para tomarlo tiene fecha concreta: 1902. Ese año se abrió el Café Torino en el paseo de Gràcia de Barcelona, y allí se populariza la hora del vermú. En sus inicios, se trata de una costumbre más bien elitista, pero en los años cincuenta del siglo XX, quedar para tomar el vermú se pone realmente de moda y abarca todos los estratos sociales.

El resurgir de un acto social

Chichalimonà

A principios del siglo XXI, el vermú como bebida sufre un cierto declive, pero con la llegada del slow living, el km 0 y la gastronomía local de los últimos años, la tradición resurge con fuerza y aparecen nuevos establecimientos que reivindican esta bebida y, por extensión, su forma más orgánica de tomarlo: la hora del vermú. Hoy en día "quedar para tomar el vermú" es sinónimo de un ratito de felicidad compartida y de ocio social que se practica asiduamente en la ciudad, especialmente los días festivos. Ya sea para degustar un vermú, una cerveza, un refresco o un agua con gas, lo cierto es que no puedes perderte esta tradición.

También os puede interesar