Qué visitar / Itinerarios por días / Cuatro días en Barcelona

Cuatro días en Barcelona

DÍA 1. Gaudí

Hazte con la Barcelona Card y empieza el día aprovechándola para acercarte hasta la Sagrada Família y visitar el impresionante templo. Ya verás como su contemplación no te deja indiferente. Cuando acabes, puedes dejarte aconsejar en la cabina de información turística. Otra buena opción es pasear hasta el cercano barrio de Gràcia donde podrás comer en alguna de sus numerosas y encantadoras plazas. Desde la estación de Metro de Fontana, la línea 3 te llevará Park Güell; allí podrás seguir admirando la espectacular obra de Gaudí. Y como estás en la zona norte de Barcelona, al atardecer una buena idea puede ser subir a la montaña del Tibidabo y cenar disfrutando de una espectacular panorámica de la ciudad.

DÍA 2. Barcelona Walks

Las visitas guiadas Barcelona Walks son perfectas para ver la ciudad paseando, por lo que puedes dedicar este día a dos de sus propuestas. Por la mañana te recomendamos cubrir el frente marítimo, puedes visitar las playas de Barcelona e incluso disfrutar de un viaje en Las Golondrinas, las típicas embarcaciones del puerto de Barcelona. Cuando acabes, puedes terminar tu mañana de sabor marinero degustando una buena paella en la Barceloneta. Por la tarde, el Barcelona Walking Tours Modernisme conseguirá que acabes de enamorarte de la obra de Gaudí al visitar La Pedrera y la Casa Batlló, sus dos joyas del Passeig de Gràcia. También descubrirás obras de otros arquitectos como Puig i Cadafalch o Domènech i Montaner que seguro que te encantarán. Y ya que que paseas por el Eixample, déjate seducir por alguno de sus restaurantes. Mmmm… ¿quizá unas tapas?

DÍA 3. De la historia de ayer al arte de hoy

Barcelona destila historia en cada rincón. Por la mañana, te invitamos a descubrir el pasado medieval y romano de la ciudad en el Barri Gòtic y en el Museu d'Història de Barcelona, que está lleno de sorpresas. Después piérdete un ratito por entre los sabrosos puestos del mercado de la Boquería, y desde allí, acércate hasta el Mirador de Colom: a 60 metros de altura, la Rambla que acabas de recorrer adquiere una nueva dimensión. El resto de la mañana puedes dedicarlo a las compras por la zona de Portal de l'Àngel y la calle Pelai, un paraíso de tiendas para todos los gustos. Por la tarde, el Funicular te acercará a Montjuïc y a su Anella Olímpica, imponente testigo de los famosos Juegos Olímpicos del 92, y también a la Fundació Miró o al Poble Espanyol. Por la noche, pon la guinda a tu visita cenando y tomando una copa en el animado barrio del Born.

DÍA 4. Una excursión increíble

Cerca de Barcelona hay lugares muy interesantes esperándote, y llegar es muy sencillo con el Catalunya Bus Turístic. Una opción puede ser la excursión a la montaña de Montserrat y su abadía, muy queridas por los catalanes, y que incluye también la visita a la Colonia Güell de Antoni Gaudí. Si lo prefieres, puedes optar por la excursión de la zona norte. Allí te esperan Figueres, pueblo de Dalí que acoge el museo dedicado al pintor, y la fascinante ciudad de Girona, con visita guiada incluida. Verás como no te dejan indiferente.

También os puede interesar