Qué visitar / Itinerarios por días / Tres días en Barcelona

Tres días en Barcelona

DÍA 1

El día comienza en la parte más antigua de la ciudad: a las 10 en punto se inicia el Barcelona Walking Tours Gòtic, una visita guiada y apasionante por el impresionante legado gótico de la ciudad. Una vez terminada, puedes seguir descubriendo y admirando las joyas de la ciudad si te diriges al Passeig de Gràcia, visitando la Casa Batlló y la La Pedrera, obras de Gaudí. Si quieres, puedes reponer fuerzas en esta misma zona comiendo unas tapas. Luego puedes continuar hacia el Estadi y el Museu del FC Barcelona, uno de los lugares más visitados de la ciudad. Y después, ¿qué tal si te acercas al Tranvía Blau y subes al Tibidabo? Desde allí se puede disfrutar de una de las mejores vistas panorámicas de Barcelona. Además, es un buen lugar para cenar contemplando la ciudad.

DÍA 2

Aprovechando la Barcelona Card, puedes subir al Funicular y explorar la otra montaña de Barcelona: Montjuïc. Ahí podrás visitar la Fundació Miró, la Anella Olímpica, el Poble Espanyol, un lugar lleno de encanto, y el impresionante Museu Nacional d'Art de Catalunya. La hora de comer puede ser una buena excusa para acercarse al mar y a la Barceloneta y, después de disfrutar de un buen plato de arroz o pescado, subir al Mirador de Colom (gratis con la Barcelona Card) para disfrutar de una vista magnífica sobre Barcelona y sobre la famosa Rambla. Aprovechando que estás a los pies del mirador, una buena idea puede ser alquilar unas bicicletas y recorrer con ellas la fachada marítima de la ciudad hasta la Vila Olímpica, donde la oferta gastronómica y la brisa del mar te seducirán para quedarte a cenar.

DÍA 3

La mañana puede comenzar con buen sabor de boca si te apuntas al Barcelona Walking Tours Gourmet, una visita guiada por establecimientos de Ciutat Vella relacionados con la gastronomía, con degustaciones incluidas. Aprovecha que estás en el centro de la ciudad para destinar el resto de la mañana a compras, y cuando llegue la hora de comer, no faltarán alternativas para todos los gustos en esta zona de la ciudad. Llegar en metro desde allí a la Sagrada Família es un momento y desde luego, merece la pena recrearse en la contemplación de la obra maestra de Gaudí. Puedes continuar en metro o autobús al Park Güell en el que podrás pasar una tarde idílica paseando por el mágico lugar diseñado por Gaudí. Puedes bajar caminando hasta el barrio de Gràcia cuyas callejuelas, plazas y tiendas serán la guinda perfecta de tu intensa visita a Barcelona.

También os puede interesar