Qué visitar / Zonas de interés / Eixample / Quadrat d'or / Casa Calvet

Casa Calvet

La Casa Calvet (1899) es una de las primeras obras de Gaudí. Algunos la han considerado la obra más conservadora del artista. Aún así encontraremos marcados elementos modernistas, como la fachada acabada en curva o los balcones del desván, auténticas creaciones de cuento. La planta baja es hoy un restaurante.

La Casa Calvet, de Antoni Gaudí, se construyó para el fabricante Pere Màrtir Calvet. Sirvió tanto para su negocio, al que se le dedicó la planta baja y el subterráneo, como para viviendas, ubicadas en los pisos superiores. En 1900 el Ayuntamiento de Barcelona le otorgó el premio a la mejor casa del año. La Casa Calvet es un homenaje al barroco catalán y está construido usando piedra de Montjuïc, con un uso espléndido del hierro forjado en los balcones. Son especialmente interesantes el vestíbulo y los bajos, hoy convertidos en restaurante, donde podremos ver el techo típicamente catalán, las columnas salomónicas de granito o los arcos con relieves en forma de parra.

Si nos fijamos en la fachada de la Casa Calvet veremos cómo ésta acaba en una curva compuesta por tres lóbulos invertidos y dos que sobresalen, coronados por una cruz de hierro. Debajo de los lóbulos invertidos encontraremos tres bustos: Sant Pere Màrtir (homónimo del propietario), Sant Genís d'Arles y Sant Genís de Roma (santos patrones del pueblo natal de Calvet). Y es que Antoni Gaudí quiso contentar a su cliente llenando el edificio de detalles que le hicieran referencia, como las columnas-bobinas de hilo que flanquean la entrada o la letra «C» que corona la puerta de la casa.

También os puede interesar