Qué visitar / Cerca de Barcelona / Barcelona / Sitges  
  • Sitges

Sitges

Sitges, a 37 km al sur de Barcelona, conserva en sus playas y calles la belleza que inspiró a una generación de artistas catalanes de finales del s.XIX. Es muy recomendable visitar las mansiones y museos modernistas, así como saborear el ambiente de sus terrazas y locales de ocio.

El pintor y escritor Santiago Rusiñol, enamorado de la luz y las playas, se instaló en Sitges en 1891. Cau Ferrat, su casa estudio convertida luego en museo, pronto fue refugio de artistas modernistas y vanguardistas venidos de toda Europa. Sus fiestas, exposiciones y representaciones transformaron la pequeña "vila" de agricultores y pescadores en un destino turístico bohemio.

Desde las playas, destaca la imponente estampa, tantas veces pintada, de la iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla y su torre campanario (del s.XVII, aunque posteriormente reconstruida. Fue declarada Monumento Histórico-Artístico en 1962). Paseando por las calles estrechas de la colina de Baluard, en el conocido "racó de la calma", podremos visitar el museo Cau Ferrat (con pinturas de Rusiñol, Casas, Nonell, Picasso y dos obras de El Greco); el Palacio Maricel (un edificio de principios del s.XX); y el museo Maricel (un antiguo hospital construido encima de los acantilados con una amplia colección de arte medieval). El espíritu de los primeros artistas permanece en el carácter festivo y tolerante de sus habitantes. Dos celebraciones destacan: el Carnaval y el Festival Internacional de Cine de Cataluña. A pocos minutos de Barcelona, Sitges ofrece un lugar para la inspiración.

También os puede interesar