Qué visitar / Zonas de interés / Sants-Montjuïc / Parc de Montjuïc / Pabellón Mies van der Rohe

Pabellón Mies van der Rohe

Mies van der Rohe, considerado el padre de la arquitectura moderna, diseñó el pabellón nacional de Alemania para la Exposición Internacional de Barcelona de 1929. Hoy podemos volver a admirar esta pieza clave del arte del siglo XX gracias a la reconstrucción rigurosa hecha en los años ochenta en Barcelona.

El Pabellón Mies van der Rohe o Pavelló de Barcelona, obra simbólica del Movimiento Moderno, ha servido como inspiración a generaciones de arquitectos. Su autor fue el director de la Bauhaus, el centro de reflexión estética que cambió el rumbo del arte y el diseño en Europa. El Pabellón está construido en vidrio, acero y cuatro tipos diferentes de mármol (travertino romano, verde de los Alpes, verde antiguo de Grecia y ónix dorado del Atlas), idénticos en el original y en la reconstrucción. La importancia del Pabellón recae en el ideal de modernidad que expresa la disposición de estos materiales: la perfecta simetría, los espacios diáfanos, la precisión de las distancias, el minimalismo. El efecto se completa con la bellísima escultura de George Kolbe, "Alba". Esta está estratégicamente situada en un extremo del estanque, en un punto en el que el mármol y los vidrios se reflejan en el agua, dando la sensación que se multiplica en el espacio, mientras que las curvas e irregularidades de la figura humana contrastan con la pureza geométrica del espacio. Dentro podremos ver la silla Barcelona, que el mismo Mies van der Rohe diseñó para el Pabellón. Hecha en piel blanca y perfil metálico, se ha convertido en uno de los iconos del diseño moderno.

También os puede interesar