Qué visitar / Zonas de interés / Ciutat Vella / La Ribera / La Llotja

La Llotja

Muy cerca del mar, en Pla de Palau, se levanta un edificio de fachada neoclásica que esconde en su interior uno de los tesoros del Gótico civil barcelonés más desconocidos de Barcelona. La casa de la Llotja (Lonja) ha vivido diferentes etapas históricas con funciones diversas pero siempre relacionadas con la actividad comercial y marítima.

La casa de la Llotja de Barcelona fue edificada en el siglo XIV y ampliada un siglo más tarde como almacén de mercancías y sala de contratación de operaciones comerciales. Actualmente, el que ha sido siempre el centro del comercio catalán y sede de instituciones tan emblemáticas como el Consulat del Mar, la Cámara Oficial del Comercio de Barcelona o la Bolsa de Barcelona (hoy en el Passeig de Gràcia), se ha convertido la sede institucional e histórica de la Cámara de Comercio.

La casa de la Llotja que hoy podemos contemplar, armada en el siglo XVIII sobre el antiguo recinto medieval, es de estilo neoclásico y preserva en su interior gran parte del conjunto gótico de la primitiva lonja. El salón de contrataciones y el salón de los cónsules, de doble planta, son ejemplos de esta magnífica obra medieval. La Llotja acogió desde 1775 la Real Academia, destinada a la educación en materia de bellas artes y artes industriales. Aquí fue donde el padre de Pablo Picasso dio clases y donde él mismo recibió su formación en Barcelona. Ponen el colofón a la visita al edificio histórico de la casa de la Llotja una interesante colección de escultura neoclásica, que tiene en "La Lucrecia moribunda" su pieza más representativa.

También os puede interesar