Qué visitar / Zonas de interés / Eixample / Barrio de la Sagrada Familia / Sant Pau Recinte Modernista
  • Sant Pau Recinte Modernista

  • Sant Pau Recinte Modernista

Sant Pau Recinte Modernista

El Recinto Modernista de Sant Pau, construido entre 1905 y 1930, fue ideado por Lluís Domènech i Montaner como una ciudad-jardín para los enfermos. Después de servir durante un siglo como hospital público, sus pabellones rehabilitados lucen hoy en todo su esplendor. Visitar este conjunto arquitectónico tan excepcional es una experiencia única.

A finales del siglo XIX el antiguo edificio del Hospital de la Santa Creu que había en el barrio del Raval de Barcelona, quedaba pequeño y obsoleto; era necesario reubicarlo. El contrapunto fué un ambicioso proyecto inspirado en las corrientes higienistas más avanzadas de la época. No se puede olvidar que la trayectoria de esta institución ha estado siempre ligada a la beneficencia y a los avances sociales y sanitarios.

Este conjunto modernista, el más importante de Europa, es hoy en día un referente de la riqueza monumental de Barcelona, y también de su espíritu innovador. Declarado el año 1997 Patrimonio Mundial por la UNESCO, su valor arquitectónico y artístico adquiere una nueva dimensión internacional con los nuevos usos de los pabellones. El recinto es ahora un campus de conocimiento y sede de organismos de ámbito internacional, como el Instituto Forestal Europeo, la Casa Àsia, la Global University Network for Innovation, o el Instituto de la Universidad de Naciones Unidas sobre Globalización, Cultura y Movilidad.

La visita de este magnífico entorno permite sumergirse en la historia, el arte y la actualidad. El espacio expositivo del Pabellón de Sant Salvador permite viajar por la historia de la medicina en Barcelona y por la trayectoria de una de las instituciones sanitarias más antiguas de Europa. El Pabellón de Sant Salvador es el inicio de un recorrido recomendado por los espacios exteriores del Recinto Modernista, unos jardines que reproducen el modelo de ciudad-jardín ideado a principios del siglo XX. Durante el paseo, podrà disfrutar de la belleza exterior de las edificaciones. Cúpulas, cubiertas, fachadas, esculturas y vidrieras son los elementos más destacados. Además, se puede acceder al Pabellón de Sant Rafael, donde se puede contemplar su interior tal y como se concibió a principios del siglo XX. También se puede recorrer los túneles que comunican los diferentes edificios por el subsuelo y visitar los espacios patrimoniales más representativos del Pabellón de la Administración.

También os puede interesar