Qué visitar / Zonas de interés / Sants-Montjuïc / Parc de Montjuïc / Anella Olímpica de Montjuïc

Anella Olímpica de Montjuïc

Barcelona vivió un verano mágico que no olvidará nunca. Con la celebración de los Juegos Olímpicos de 1992, la ciudad se convirtió durante unos días en la capital del mundo; unos días que permanecerán para siempre en la memoria colectiva. El Anillo Olímpico de Montjuïc fue el centro neurálgico de la fiesta.

Hoy el Anillo Olímpica es mucho más que un lugar de recuerdos y de emociones vividas. Este área, que encontramos en medio del parque de Montjuïc, reúne un grupo de instalaciones utilizadas a diario por los ciudadanos de Barcelona y, al mismo tiempo, admiradas por sus visitantes. Junto a la imponente presencia del Estadi Olímpic Lluís Companys y del Palau Sant Jordi, destaca con fuerza la torre de comunicaciones construida por el ingeniero y arquitecto valenciano Santiago Calatrava. Una torre de acero de 136 metros de altura con una forma estructural que no se basa en un tronco vertical sino inclinado. Su silueta recuerda el cuerpo de un atleta y su base está recubierta de mosaico, en clara referencia a una de las características constructivas de Gaudí. Además, la propia orientación de la torre permite que actúe como reloj de sol al proyectarse la sombra de la aguja central sobre la vecina plaza de Europa.

Las piscinas Bernat Picornell son un punto de encuentro habitual de los barceloneses que quieren mantenerse en forma, y justo al lado encontraremos la universidad del deporte, la sede del INEFC o Instituto Nacional de Educación Física de Catalunya, una obra de Ricard Bofill que revela el gusto del arquitecto por las formas clásicas a base de columna y friso triangular.

También os puede interesar