Enjoy Barcelona / Enjoy Barcelona / BCN Life / Música en vivo: disfrutar de la música del modo más genuino
  • Jamboree

  • Festival Internacional de Jazz de Barcelona

  • Festival Internacional de Jazz de Barcelona

Música en vivo: disfrutar de la música del modo más genuino

Barcelona brinda a sus visitantes la posibilidad de disfrutar de la música del modo más genuino, de cerca, en espacios pequeños en los que integrarse en la atmósfera local como un barcelonés más.

Barcelona ofrece durante todo el año una variadísima oferta de música en vivo que abarca todo tipo de estilos. La ciudad cuenta además, con una importante red de espacios donde disfrutar de la música en directo.

Son esos espacios en los que podrás sumergirte en el ocio local como un barcelonés más, empapándote de la atmósfera de una ciudad que vibra constantemente al son de todo tipo de ritmos: el jazz y el soul, el rock, el pop... Barcelona cuenta con espacios por toda la ciudad, desde el centro hasta los barrios periféricos, que te van a permitir disfrutar seguro de la música en directo de un modo genuino.

Jazz y Soul

Estos dos ritmos figuran entre los favoritos de una ciudad en la que se programan actuaciones y jam sessions, puntualmente, cada semana. Tanta es la tradición que Barcelona cuenta con clubs históricos dedicados únicamente al jazz, así como un festival periódico cada año, el Festival Internacional de Jazz de Barcelona. Uno de estos clubs legendarios es el Jamboree (Plaça Reial, 17), una cava de jazz en el Gótico que es toda una institución. Con medio siglo de historia y dos actuaciones diarias los 365 días del año, ya forma parte del patrimonio cultural de Barcelona y es el mejor reflejo de la cultura viva de una metrópolis dinámica, inquieta, cosmopolita y abierta al mundo. Por aquí han pasado leyendas mundiales del jazz de todas las épocas y se han formado generaciones de músicos locales que hoy triunfan en los cinco continentes. Otro clásico, y en el mismo barrio, es el Harlem Jazz Club (Comtessa de Sobradiel, 8), mítico local abierto desde 1987 con una programación diaria en la que predomina el jazz, pero que también incluye otros géneros musicales.

Jamboree_Barccelona

El Taller de Músics, prestigiosa escuela de música de la ciudad, cuenta con su propia sala de conciertos, el JazzSíClub (Requesens, 2), en el barrio del Raval. Es un lugar con más de 20 años de trayectoria que sirve de plataforma para jóvenes músicos y que no se limita solo al jazz. En su programación de música en vivo encontrarás también flamenco, sones cubanos y pop-rock. El JazzMan (Roger de Flor, 238) es una auténtico y pequeño club de jazz en el Eixample, cerca de la Sagrada Família, con directos dos veces a la semana. Un club donde sentirse entre amigos, escuchar el mejor jazz internacional y aprovechar para descubrir la producción local mientras tomas una copa. Y si con una copa no te basta y quieres comer bien, Little Italy (Rec, 30) es tu mejor opción. Este restaurante de aire neoyorquino en el barrio del Born ofrece buena gastronomía mediterránea de base italiana amenizada con jazz en directo. Otra buena elección es el Milano Cocktail Bar (Ronda Universitat, 35), que a pesar de su nombre no se limita a los cócteles a ritmo de música en vivo, sino que ofrece también una carta de gastronomía mediterránea que incluye tapas.

Otros géneros: Funk, Pop, Rock…

Pero no todo es jazz en Barcelona. El funk, el pop, el rock, la electrónica… también cuentan con espacios propios con una oferta continuada. Destaca la reformada Sala Apolo (Nou de la Rambla, 113), en Poble Sec, uno de los locales emblemáticos de la ciudad con más de 30 años de historia como sala de baile, que es hoy sala de conciertos y club de baile nocturno. Mientras que los jueves suele ofrecerse música negra (funk, soul, hiphop…), los viernes y sábados la noche es para el Nitsa Club, el sello que programa pop y rock independiente. Cerca, y compartiendo plaza con el Jamboree, Sidecar (Plaça Reial, 7) es una de las principales salas de referencia en la escena musical de la ciudad. Desde 1982 este bar de copas programa sesiones de DJ y conciertos de la vanguardia creativa en materia de rock, punk, indie y experimentación en todos los sentidos. Sin salir del distrito de Ciutat Vella, la música electrónica cuenta, desde mediados de los 90, con un club específico, el Moog Electronic Dancing Club (Arc del Teatre,3), que en pleno barrio del Raval se ha hecho un nombre como templo de ritmos electrónicos y sintéticos a manos de los mejores DJs internacionales.

Otra de las grandes apuestas musicales por tamaño y programación es la sala Razzmatazz (Pamplona, 88). Fundada en el año 2000, ocupa un antiguo espacio industrial hoy dividido en cinco salas que la han convertido en referente de la música nacional e internacional. Por aquí han pasado artistas como Colplay, The Strokes o Belle and Sebastian, y acoge minúsculas sesiones de club de novedosas formaciones. Un auténtico espacio multidisciplinar en Poblenou. También en el barrio de Poblenou, una apuesta muy distinta es el Balius (Pujadas, 196). Desde 2014 su propósito es lograr en un solo ambiente el equilibrio entre coctelería, vermutería, restauración y buena música en directo, todo con la más alta calidad.

Nacido como proyecto cultural de una asociación para la promoción del arte y la cultura en el barrio de Gràcia en 1995, hoy el Heliogàbal (Ramón y Cajal, 80) se centra en proyectos musicales y poéticos tanto en su propia sede como en otros espacios. Y en el Eixample, destacan dos espacios pequeños pero no por ello menores. Madera, cerveza, pastel de carne, fish&chips y música en un pub inglés en pleno centro: The Philarmonic (Mallorca, 204). Su programación incluye blues, soul, country, flamenco… Y a pocas calles, el pub Mediterráneo (Balmes, 129), con música en vivo de pequeño formato todos los días de la semana.

Música y Gastromía

Entre los espacios gastronómicos que programan música te recomendamos dos propuestas. Por un lado, Bodega Saltó (Blesa, 36), una bodega cultural en el barrio del Poblesec con más de un siglo que cada domingo programa vermuts musicales con rumba, blues, mestizaje, canción de autor... Una vez acabada la actuación, los músicos pasan la gorra. Pero no creas que el precio significa una dudosa calidad, sino todo lo contrario; aquí se escuchan interpretaciones de gran calidad. Otra apuesta, quizá una de las más cosmopolitas de la ciudad, es la que hace ArtTe (Muntaner, 83), un precioso local ideal para una cena informal, a base de pequeños platos y tapas, y con una apuesta multicultural; aquí encontrarás música, pero también microteatro, proyecciones, pintura, fotografía… casi siempre con entrada libre.

Conciertos en espacios singulares

Palau_Dalmases_Barccelona

Barcelona reúne espacios en los que escuchar buena música en vivo rodeado de muros con siglos a sus espaldas, lo que aporta un plus de singularidad y a menudo una acústica privilegiada. El Palau Dalmases (Montcada, 20) es un espacio barroco que programa flamenco y ópera en pequeño formato. Uno de los primeros palacete burgueses construidos en la ciudad, el Palacio Gomis en el barrio de la Ribera, acoge hoy el Museo de Arte Moderno, el MEAM (Barra de Ferro, 5), una fuerte apuesta por el arte figurativo, pero también por conciertos en directo de blues o de música clásica todos los viernes (la entrada incluye la visita más el concierto). En el mismo casco histórico, las basílicas de Santa Maria del Pi  (Plaça del Pi, 7) y Santa Anna (Sant Anna, 29, en la foto inferior), ambas joyas del Gótico catalán, programan semanalmente conciertos de guitarra española.

También os puede interesar