Enjoy BCN / Enjoy Barcelona / Calles con historia
  • Calles con historia, Barcelona

Calles con historia

Las calles de una ciudad son una prolongación de la vida de sus habitantes, forman parte de sus hogares, su forma de compartir y convivir con lo que, en definitiva, es su casa o la casa de todos. Si paseamos por Barcelona y nos fijamos en los indicadores de sus calles veremos nombres de poetas, arquitectos, sabios, políticos, propietarios, familias y también nombres que hacen referencia a gremios o palabras que tienen su origen no tanto en un acto intelectual, sino más bien en una expresión popular. Cada una de sus calles, una historia singular. Son recuerdos, sucesos y retales históricos que conforman y crean el espíritu y el alma de las arterias del corazón de la ciudad.

La Rambla (proviene del árabe “Ramla” que significa “cauce de río arenoso”). Cuando llovía el agua bajaba por las montañas a través de la rambla. Tras la construcción del Hospital, Las Ramblas se convirtieron en una calle, la primera y única calle grande y amplia de Barcelona. En aquella época, Barcelona solo tenía calles estrechas, ya que las calles angostas mantenían las casas frescas durante los meses de verano. De esta manera, Las Ramblas se convirtieron en la calle más adecuada para dar un paseo por Barcelona. Además daba la oportunidad a los ricos de exhibir sus riquezas, ya que los ropajes exclusivos y la joyería no destacaban en las estrechas calles internas de la ciudad. La palabra “Ramblas” incluso se convirtió en una expresión “ramblear” que significa “observar a la gente”. Eso sí, todavía se puede ir a “ramblear” en las Ramblas de Barcelona. Así que no perdáis la ocasión de hacerlo.

Otro ejemplo es el Passeig de Gràcia que fue, originariamente, un camino de carros que unía el centro de Barcelona con el antiguo pueblo de Gràcia. Era conocido como el Camino de Jesús hasta el años 1827, sin embargo, en 1854 con la construcción de l’Eixample barcelonés y, el posterior derribo de las murallas, comenzó a ser un lugar regentado por comerciantes y burgueses. Fue entonces cuando, de forma popular, los barceloneses dejaron de llamarle Camino de Jesús para llamarle sencillamente Passeig de Gràcia.

Pero no podríamos hablar de calles con historia sin mencionar otras quizá menos conocidas, pero con un encanto especial. Si damos un paseo por el Born, en seguida veremos nombres de oficios como: Sabateria (zapatería), Assaonador (peletero), Argenteria (comercio de metales preciosos), Cotoners (algodoneros), etc. Sus nombres son el legado de lo que, a finales de la Edad Media, crearon los gremios y organizaciones más importantes de Barcelona. Eran agrupaciones de artesanos dedicadas a un mismo oficio, organizadas corporativamente para resolver necesidades comunes de todos sus miembros, donde cada gremio tenía sus propias ordenanzas. Se solían instalar en una misma calle, convirtiéndose en el grupo de artesanos predominante en la misma que, por regla general, llevaba el nombre de ese oficio.

Pero si queréis profundizar en cada una de las calles de Barcelona, podéis hacerlo gracias a Nomenclátor, un servicio en línea cuyo objetivo es dar explicaciones muy interesantes sobre el origen del nombre de las calles. Este interesante servicio te permitirá averiguar los detalles del nombre de cada calle utilizando el buscador. Así podréis caminar por Barcelona y escuchar cómo palpita la historia en cada una de sus calles.

También os puede interesar