Enjoy Barcelona / Enjoy Barcelona / Poble-sec, de bodega en bodega
  • Quimet Quimet Barcelona

Poble-sec, de bodega en bodega

No es casualidad que Poble-sec haya tenido diferentes nombres y apodos durante los últimos años. Se podría decir que es uno de los barrios más canallas de Barcelona. No es de extrañar que la gente más moderna y cool de la ciudad esté emigrando a sus calles. Conocido, en la década de los cuarenta, como la pequeña París este genuino barrio de Barcelona regentaba una marabunta de diversión y apogeo cultural en sus famosos cabarets, teatros, salas de conciertos y bares.

Dicen las malas lenguas que cuando los hombres iban a Poble-sec debían rezar una noche entera para expiar sus pecados, incluso que se puede escuchar el eco de sus oraciones tras los camerinos del Molino (el cabaret más famoso). Pero son sólo leyendas urbanas (o no, quién sabe). Lo que sí es real como lo vida misma es que, pese al paso de los años, el barrio conserva el mismo poso bohemio y artístico en sus rincones. Buena prueba de ello es que artistas famosos como Joan Manuel Serrat, conocido popularmente como "el noi del Poble-sec", o el controvertido Jaume Sisa, son hijos de esa atmósfera musical y alegre que el barrio conserva en sus rincones y, sobre todo, en sus bodegas. Por eso no hay nada mejor que descubrir algunas de las más emblemáticas para sumergirse en la auténtica vida de Poble-sec.


Quimet & Quimet
Para abrir boca, el clásico de los clásicos. Un establecimiento regentado por cuatro generaciones, donde la tradición está en cada una de las conservas y tapas que ofrecen. No pueden faltar las croquetas, un buen vaso de vermut y las conversaciones ruidosas, acompañadas de objetos y carteles llenos de historias. Estaréis horas y horas mirándolos, os lo aseguramos.

Dirección: Poeta Cabanyes, 25
Cómo llegar: Paral·lel (L2, L3)


Gran Bodega Saltó
Si el cuerpo y el estómago piden más, podéis adentraros por las calles de Poble-sec hasta llegar al "Carrer Blesa, 36". Su decoración pintoresca y ecléctica, sus tapas frías y su vermut a granel no dejan indiferente a nadie, al igual que la colección de objetos que reinan el techo del local. Ah, y si tienes suerte puede que incluso haya música en directo. Eso sí, es muy probable que no tengas espacio para bailar, siempre está lleno hasta la bandera.

Dirección: Blesa, 36
Cómo llegar: Paral·lel (L2, L3)


La Tomaquera
Y, finalmente, aconsejamos acabar por el clásico por antonomasia: La Tomaquera y sus legendarios "cargols a la llauna" (caracoles en salsa), un típico plato catalán cocinado como manda la tradición. Ahora sí, este es el lugar para sentarse, descansar de una buena caminata y saborear la cocina con mayúsculas de Poble-sec. Buen provecho o, mejor dicho, "bon profit!" (buen provecho en catalán).

Dirección: Margarit, 58
Cómo llegar: Poble-sec (L3)


Estas son nuestras tres recomendaciones para empezar a conocer el sabor de uno de los barrios más auténticos de la ciudad. Eso sí, si te dejas llevar por su encanto seguro que descubrirás muchos más, porque como dicen en Poble-sec: "siempre sabes en que bar empiezas, pero nunca en cuál acabas".

También os puede interesar